Blog de viajes y guias

Pisac y el Valle Sagrado

Posted on: 16/12/2010

A 33 kilómetros de la ciudad imperial de Cusco, internada en el Valle Sagrado, se encuentra la ciudadela Inca de Pisac, la cual representa uno de los complejos arqueológicos más visitados de la zona, y, junto a MachuPicchu, es una de las atracciones turísticas más importantes de Cusco. El nombre, que proviene de la lengua quechua, significa Perdiz, ave que habitaba la zona en gran cantidad.


Pisac encierra leyendas de ancestral antigüedad, como la de la princesa Inca llamada Inkil Chumpi, quien, para contraer matrimonio, debía encontrar alguien capaz de construir un puente en 1 sola noche, y, a la vez, subir una montaña para implorar la protección de los espíritus, sin voltear a ver a su prometido.

Cuenta la leyenda que, ya al caer el alba, la princesa no pudo soportar el sentimiento de angustia, y volteó para ver a su amado, convirtiéndose inmediatamente en piedra. Aún hoy podemos encontrar la piedra, con forma antropomórfica, en lo alto de la montaña, custodiando el valle en absoluta soberanía.

Pisac, como parque arqueológico,  está constituido por varios ‘barrios’, entre los cuales podemos encontrar andenes, torres de vigilancia, cementerios, y más. Pisac, ubicado en la cima de la montaña a 2972 metros de altura sobre el nivel del mar, cuenta también con una plaza central, conocida como Intiwatana, la cual servía para la realización de ceremonias de carácter religioso.


Sin lugar a dudas, este majo lugar, protegido por las imponentes montañas a su alrededor, nos roba el aliento y, al ver las impresionantes construcciones Incas, sólo podemos sentir respeto y admiración por la perfección y la pulcritud lograda en su labor. Pisac, entonces, es parte del invaluable legado que nos dejó la cultura Inca, que es una de las más importantes del continente, y del mundo.
Pisac y el Valle Sagrado

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: